La importancia de los alimentos amarillos

La importancia de los alimentos amarillos

Todo el mundo sabe que dos de los grupos de alimentos más importantes en una dieta equilibrada son las frutas y las verduras. Dentro de estos grupos nos encontramos con los alimentos amarillos, de los que os vamos a hablar en este artículo.

Dentro de estos grupos nos encontramos con el plátano, maracuyá, piña, patata, pimiento amarillo, mango o el maíz entre otros. Posiblemente estarás preguntándote cuál es la importancia o por qué hacemos un artículo sobre los alimentos amarillos. Te lo vamos a explicar en este artículo.

¿Por qué son importantes los alimentos amarillos?

Esta clase de alimentos son muy importantes y destacan por sus altos índices de hidratos de carbono, agua, fibra y también betacarotenos, los que les proporcionan el color amarillo.

Son de gran importancia debido a que aportan un alto porcentaje de vitamina A, lo que hace que nuestra piel sea elástica y firme, pelo más brillante y ojos más sanos, siendo una vitamina de gran importancia para nuestro organismo.

Otro punto de importancia es que también cuentan con vitamina C, lo que hace que se facilite la formación de los huesos, dientes y también del colágeno. Por otro lado también aportan antioxidantes, enemigos de los radicales libres, los culpables del envejecimiento antes de tiempo de las células. Asimismo nos ayudan a prevenir enfermedades tan graves como puede ser el cáncer.

A ello hay que sumar la gran capacidad inmunológica que proporcionan a nuestro cuerpo, ayudándole a estar en buenas condiciones para poder hacer frente a cualquier organismo que pretenda invadirlo, como por ejemplo una infección sea vírica o bacteriana.

amarillos

Estos alimentos debemos incluirlos siempre que podamos en nuestra dieta diaria de mil y una formas diferentes. Dado que son muchos y muy variados, no deberíamos tener problema en encontrar una elaboración donde tuvieran cabida, bien sea en ensalada, en algún guiso o más común en las frutas, comerlas al natural.

Otra alternativa para disfrutar de la fruta es mezclándola con yogur, una combinación excelente que incluso puede acompañarse con frutos secos, una forma de comer fruta muy saludable.

Lo que sí hay que tener cuidado es de no cocinar las verduras y hortalizas amarillas más de la cuenta dado que perderían muchas de sus propiedades.

Una buena forma de prepararlas es a la plancha y comerlas casi en lo que se conoce como “crudité” semicrudas, donde se mantienen muchas de sus propiedades y el sabor no es tan desagradable como pudiera pensarse.

La verdura también puede comerse en puré, especialmente si tenemos dos o más vegetales, seguro que podemos conseguir hacer un plato delicioso y muy nutritivo, tanto para comer como para cenar.

Para finalizar, un punto importante es que durante todo el año podremos tener un amplio abanico de propuestas para todos los gustos, con frutas y verduras de temporada con las que conseguir hacer deliciosas elaboraciones gastronómicas.

Ahora ya sabes algo más sobre la importancia nutricional que tienen las frutas y verduras amarillas, ahora está en tu mano incluirlas en tu dieta diaria, pero eso sí, no debes olvidarte del resto de frutas y verduras de otros colores.

Lo último