Tips para reducir calorías en nuestra dieta

Tips para reducir calorías en nuestra dieta

Si tienes en mente perder peso, no debes estar pendiente todo el tiempo de lo que comes, bebes o de la actividad física que llevas a cabo en cada momento. Es importante tener bien claro el objetivo y querer cumplirlo sabiendo que hay que hacer diferentes sacrificios.

Por ello vamos a darte algunos consejos para reducir las calorías en tu dieta diaria, con lo que conseguirás ir poco a poco perdiendo peso, pero eso sí, deberás acompañarlo todo de ejercicio físico para obtener los resultados esperados.

Adelgaza rediciendo las calorías en tu dieta

Al reducir las calorías en la dieta iremos bajando peso poco a poco. Por ello hay que intentar comer con moderación y siempre un poco de todo, con un menú equilibrado. Debemos apostar sobre todo por productos naturales y de temporada, especialmente las frutas y verduras.

No debemos suprimir nada de nuestra dieta, a menos de manera radical dado que podremos generar sensación de mucha ansiedad.

Aunque no debemos hacerlo todos los días, nunca está de más poder ir de comida o de cena con los amigos. Si vamos de tapeo lo mejor es optar por platos que tengan pocas calorías.

Comer con regularidad es muy recomendable, sobre todo si se hacen cinco comidas al día en lugar de las tres a las que solemos estar acostumbrados. De estas cinco, dos deben ser muy ligeras, como el aperitivo de media mañana y la merienda.

peso

Como primer plato, lo más recomendable es elegir verduras, gazpachos, revueltos de huevos con verduras, ensaladas sin demasiado aliño, etc.

De segundo plato se recomienda carne blanca y magra como el pavo, pollo sin piel o conejo. Si es posible hay que preparar esta carne al horno, a la plancha o al vapor.

Es importante limitar el consumo de pan aunque no hay que erradicarlo por completo, pero eso sí, ponernos límites. En este caso, los nutricionistas nos recomiendan comer tan solo 40 gramos por comida y si es posible integral para aprovecharnos lo más posible de su contenido en fibra.

El postre es una de las grandes tentaciones a la hora de comer y casi siempre solemos elegir algún plato dulce repleto de azúcar, como por ejemplo natillas, arroz con leche, tarta, flan, mousse de limón, etc. En este aspecto debemos ser comedidos y optar por una macedonia natural, lácteos desnatados o frutas de temporada, por ejemplo.

Para finalizar, no podemos olvidarnos de la bebida en la comida. El agua nos proporciona una adecuada hidratación y alivia la sed, aunque lo recomendable es beberla antes de cada comida para crear sensación de tener el estómago lleno y que no queramos comer tanto.

Entre las alternativas a la bebida en las comidas se encuentran los zumos naturales, infusiones o las cervezas sin alcohol. En caso de elegir la cerveza tradicional, debemos ser moderados y los profesionales de la nutrición recomiendan no beber más de dos al día.

Ahora ya sabes lo que debes hacer a la hora de prepararte la comida y descubrirás que perder peso es más sencillo de lo que piensas.

Lo último