Flan de calabacín

Flan de calabacín

Si estás buscando una manera de perder peso de forma saludable, es hora de que conozcas al calabacín. Este vegetal es perfecto para introducirlo en nuestra dieta diaria, gracias a su gran valor nutricional y a sus bajas calorías.

Además, ayuda a promover la salud de los ojos, y evita todas las enfermedades producidas por la deficiencia de la vitamina C, como el escorbuto o la esclerosis. Ayuda en el tratamiento del asma y tiene un alto contenido de vitamina C, hidratos de carbono, proteínas y fibra.

También contiene cantidades significativas de potasio, folato y vitamina A, todos los cuales son importantes para la buena salud general.

El calabacín se cultiva durante todo el año y se puede comer en forma cruda o cocida, incluso la piel. Esta receta que te presentamos hoy es una de las muchas recetas que puedes elaborar para introducir esta hortaliza en tu dieta. Sin duda, una buena y sabrosa manera de hacerlo.

Ingredientes

  • 500 ml de leche entera
  • 6 calabacines medianos
  • 6 huevos
  • 25 gr de mantequilla
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Sal y pimienta negra molida, al gusto

Procedimiento

Calentamos el horno a una temperatura de 200ºC y engrasamos un molde de tartas con mantequilla o aceite.

Pelamos y cortamos los calabacines en rodajas de 1 centímetro de grosor, todas ellas del mismo tamaño para que se cocinen uniformemente.

Ponemos una cazuela con abundante agua a fuego medio, y cuando empiece a hervir, introducimos los calabacines durante 5 minutos. Los escurrimos bien, apretándolos con una espumadera para que suelten toda el agua.

Por otra parte, derretimos la mantequilla en una sartén a fuego medio, y en ella rehogamos los calabacines cocidos durante unos minutos, hasta que estén dorados y eliminen la humedad. No importa si se rompen un poco. Los sacamos y reservamos aparte en un bol.

Calentamos la leche y la vertemos sobre los calabacines. Incorporamos los huevos y batimos la mezcla para que quede homogénea. Lo sazonamos con sal, pimienta negra y nuez moscada.

Vertemos la mezcla en el molde engrasado y lo introducimos en el horno, sobre un recipiente con agua para cocerlo al baño María durante 40 minutos, o hasta que la superficie este dorada y al pincharlo con un palillo, salga limpio.

Cuando lo saquemos del horno, el flan de calabacín debe enfriar en el molde durante 20 minutos, y luego lo podemos sacar. Si lo hacemos primero, estará muy caliente y se romperá.

Para que no se rompa y poder desmoldarlo fácilmente, podemos forrar el molde con papel vegetal. Una vez desmoldado, podemos servirlo.

Notas

Este flan se puede hacer en flaneras individuales para hacer porciones individuales.

Lo último