Recetas de verduras fáciles

Recetas de verduras fáciles

Las verduras no son el alimento más popular para consumir, pero son muy beneficiosas para la salud, y pueden resultar deliciosas si sabes cómo cocinarlas.

Si no quieres complicarte la vida con recetas difíciles o largas, rota por unas recetas de verduras fáciles y rápidas, como las que os propongo a continuación. Hay para todos los gustos y sabores.

Y si quieres más inspiración, en lamansiondelasideas.com tienes un montón de recetas de verduras fáciles, como estas:

Ensalada de tomate, albahaca y mozarella

Es justo decir que la mozzarella hace que todo sepa mejor.

Necesitarás:

  • 470 gr de tomates cherry, cortados por la mitad
  • 425 gr de mozzarella fresca en bolitas pequeñas
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 18 hojas de albahaca, picadas
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de pimienta negra recién molida

Instrucciones:

Mezcla el tomate y la mozzarella en un recipiente. Rocía el aceite de oliva y añade las hojas de albahaca, la sal y la pimienta. Mézclalo de nuevo hasta que la ensalada esté homogénea.

Escalivada de verduras

Este acompañamiento es perfecto para carnes o para comerlo en una tosta junto con atún o anchoas.

Necesitarás:

  • 2 berenjenas
  • 2 cebollas
  • 3 pimientos rojos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal, al gusto

Instrucciones:

Precalienta el horno a 200 grados. Pon en una bandeja o fuente para el horno los vegetales enteros. Rocía por encima el aceite de oliva y mételo en el horno durante 45-60 minutos, hasta que todas las verduras tengan manchas negras en la superficie.

Saca las verduras del horno y deja que enfríen antes de pelarlas. Corta la cebolla en tiras, y haz lo mismo con los pimientos y las berenjenas. Sazónalo bien con sal.

Zanahorias asadas

Unas simples zanahorias tiernas con un toque dulce.

Necesitarás:

  • 500 gr de zanahorias (dos manojos) con la parte superior recortada y peladas
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida
  • 2 dientes de ajo, picados
  • Sal, al gusto
  • Pimienta negra recién molida, al gusto
  • 2 cucharaditas de hojas de perejil finamente picadas
  • 2 cucharadas de miel o jarabe de arce, o al gusto

Instrucciones:

Precalienta el horno a 200 grados. Mezcla las zanahorias con la mantequilla derretida, el ajo, una pizca grande de sal, pimienta negra molida, perejil y miel en un recipiente grande.

Transfiérelas a una bandeja de horno forrada con papel de horno, bien extendidas en una sola capa uniforme, y ásalas durante unos 25 minutos o hasta que las zanahorias estén tiernas y ligeramente doradas.

Noodles de calabacín con sésamo

Un toque asiático para estos fideos de calabacín.

Necesitarás:

  • 4-5 calabacines medianos
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de semillas de sésamo
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz
  • 2 cucharaditas de salsa Sriracha
  • 1 cucharada de mantequilla de cacahuete
  • 2 dientes de ajo picados
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo

Instrucciones:

Mezcla la salsa de soja, el vinagre de arroz, la salsa Sriracha, la mantequilla de cacahuete, los ajos picados y el aceite de sésamo en un recipiente.

Usando un spiralizer, haz noodles con los calabacines en fideos largos o cintas. Calienta el aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio y añade los calabacines para saltearlos durante 3-4 minutos, hasta que estén ligeramente ablandados.

Escurre el líquido de los calabacines y mézclalo con el aderezo preparado. Espolvorea las semillas de sésamo y sírvelo caliente o frío.

Coles de Bruselas asadas con un toque de balsámico

Te encantará el sabor de esta verdura tan infravalorada.

Necesitarás:

  • Aproximadamente 625 gr de coles de Bruselas, cortadas por la mitad
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal, o al gusto
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida, o al gusto
  • 60 ml de reducción de balsámico
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • Queso parmesano rallado, opcional para decorar
  • Pistachos tostados, opcionales para decorar

Instrucciones:

Precalienta el horno a 200°C y forra una bandeja de horno con papel de aluminio. Coloca las coles de Bruselas partidas por la mitad en la bandeja, y rocíalas uniformemente con aceite de oliva, sazónalas con sal y pimienta, y mézclalo bien para cubrirlas uniformemente.

Hornea las coles durante unos 18 minutos, o hasta que la parte superior se empiece a dorar. Rocía las coles con el balsámico y espolvorea uniformemente el azúcar moreno. Sólo tienes que poner una pizca de azúcar en la parte superior de cada mitad.

Vuelve a introducir las coles en el horno durante 10-15 minutos, o hasta que las coles estén caramelizadas y doradas. Opcionalmente, decóralas con queso o pistachos antes de servirlas.

Lo último